Un hueco caballo de madera

por Antonio


    Las palabras, con el tiempo, se gastan:

un día, ya no significan nada;

muere la poesía, y es olvidada:

contra Cronos, sus primores no bastan.

     ¿Epítetos? Los siglos los aplastan.

¿Ironía? Al fin se torna bobada.

Toda la inteligencia connotada

perece: nuevos usos la devastan.

     Del Ciego, el hexámetro prolijo

repudia, moderna, nuestra memoria;

patética, de un viejo la figura

     que solicita el cuerpo de su hijo,

(esto es, el personaje, o su historia),

se eleva sobre la muerte, y perdura…

.

Anuncios