REGRESAR (TODO SON VERBOS, XIV)

por Antonio

    Asistir a todas las muertes de los compañeros. Renunciar a la dulce estupidez del loto. Devanarse los sesos para engañar al cíclope y ganar, tal vez, el nombre verdadero. Desencadenar los vientos que se llevan la esperanza. Hurtarse al hechizo de la maga más hermosa. Descender al Hades, despedirse de la madre y volver. Sostener la razón contra los cantos de la sirenas. Desafiar al Sol y al Dios. La soledad.

       Y Calipso, Calipso, Calipso: arrancarse el corazón, tal vez.

     Sentir un sabor extraño al besar la tierra natal.Vestir la capa de mendigo; la limosna y la humillación. Derramar sangre en el hogar. Reconocer el hombre en el hijo, y los años de dolor en los ojos de la esposa.

        Para comprender, Ulises, Odiseo, Nadie, que Ítaca era un tiempo, no un lugar…

.

Anuncios