Eng y Chang

por Antonio

   Nacieron unidos por el esternón y por un costado. Durante años consultaron a muchos doctores, pero nunca se pudo determinar si compartían o no el hígado y ningún cirujano quiso arriesgarse.

   Han llevado una vida normal, dentro de lo posible. Han sido dueños de una plantación, se han casado, han tenido hijos.

   Pasan ya de los sesenta años. Chang ha estado bebiendo demasiado últimamente y ha sufrido algunos problemas de salud. Eng lleva una temporada durmiendo mal.

   Esta noche, Eng se ha desvelado de nuevo. Como siempre, procura estarse quieto para no despertar a su hermano. Ha empezado a recordar. Las imágenes se van sucediendo. La infancia en el lejano Siam. El viaje en barco a los Estados Unidos. Los espectáculos en que los exhibían. La riqueza. Sarah y Adelaide, la doble boda. La ruina y el forzoso regreso al circo.

   De repente, se sobresalta. Algo sucede. Chang se estremece. Se queda rígido. No respira. Está muerto.

Anuncios