Siameses

por Antonio

   Nacieron unidos por una cadera. Así vivieron hasta los cinco años. La operación fue sencilla, incluso para aquella época. Sus vidas separadas fueron aparentemente felices: se casaron, tuvieron hijos… Ahora, cumplidos los ochenta, han asombrado al mundo: ofrecen todo lo que tienen al cirujano que los una de nuevo.

Anuncios