Matemático jubilado

por Antonio

   Al caer en el agua, el plomo dibuja círculos concéntricos que le recuerdan el día en que aquel ordenador extrajo mil millones de decimales de Pi. También que hoy, otra vez, su nieto ha preferido quedarse jugando con el PC antes que acompañarle a pescar en el lago.

 

Anuncios