En la luna

por Antonio

   —Yo creo que no está loco. Que, simplemente, no le da la gana volver. Seguro que nos mira desde ahí arriba y se ríe.

   —Pues enviarle oxígeno y comida le cuesta al contribuyente una fortuna.

   —Sí. Vamos a probar a ver si cortándole la conexión a Internet…

Anuncios