Volver a verte

por Antonio

   El eterno aspirante a mejor articulista y columnista del país está hasta los cojones de aspirar. Los periódicos más vendidos se disputan sus colaboraciones; las boñigas de novelas que endiña también se venden como churros y lo mismo las adaptaciones peliculeras; amontona los millones; se ha hinchado a insultar a Borges por escrito y por conferencia; y ha penetrado en la Academia. Pero todo esto no le satisface. Está que revienta.

   Se ha hecho con una colección de artículos del Maestro y todas las noches lee unos cuantos. «Qué puta mierda», piensa. «Ni una puta idea, joder», piensa y escribe. «Ni estilo ni hostias».

   Se gasta la pasta y contrata a una médium que le prepara una sesión de espiritismo. Convoca al espíritu del Maestro y le inquiere: «¿Y qué coños es eso del estilo, joder?». Y el Maestro le contesta: «Pues nada, usar la palabra justa para lo que hay que decir. Para lo tuyo, envidia, o sea. Lo cual que te jodes, como Herodes».

Anuncios